El cabezal D-Ring ofrece una flexibilidad excepcional, permitiendo una inclinación de 40° hacia arriba y abajo que es ideal para las pantallas táctiles y también para eliminar brillos de oficina no deseados. Los 90° de rotación a izquierda y derecha permiten al usuario compartir la información en la pantalla con colegas, una gran utilidad para trabajar juntos en proyectos/tareas.

Con un mínimo esfuerzo y sin afectar a la estabilidad, la pantalla se puede rotar de vertical a horizontal y viceversa. Flo se puede ajustar fácilmente con una llave Allen para fijar la tensión del resorte óptima para el peso de la pantalla.